Equipo de la UPAC desembarcó en Tigre y realizó más de un centenar de hisopados

Esperan que los resultados comiencen a llegar desde la jornada de hoy y hasta mañana para tener en claro el panorama de esa localidad. Entre tanto, instan a los vecinos a cumplir con las normas de bioseguridad y a “quedarse en casa”

En la jornada de este lunes, un equipo de médicos y técnicos de la UPAC de Formosa llegó a la localidad de Pozo del Tigre para la toma de muestras que permitan establecer el estado epidemiológico en el que se encuentra esa población tras la detección del primer caso positivo de COVID-19 en esa ciudad. Entre las nueve y casi el mediodía, se hisopó a 124 personas en la sede del Hospital pozotigense. Las autoridades locales esperan que entre hoy y mañana arriben los resultados para tener en claro el panorama local.

El intendente Andrés de Yong refirió: “Lo primero que hicimos fue recibir a la gente de la UPAC, se hicieron los hisopados a los aislados que tenemos en Pozo del Tigre y los contactos más estrechos de esas personas, y también se presentaron algunos vecinos de manera voluntaria. Se tomaron muestras a la totalidad del personal de salud, a policías y a empleados municipales que tuvieron contacto con estas personas. En total se hicieron 124 hisopados”.

El jefe comunal aseguró que tanto él como dos de los concejales locales se realizaron los hisopados también.

Analizando posibilidades

De Yong aclaró que “tomando todas las previsiones, analizando las posibilidades ya estamos trabajando junto al Concejo Deliberante ante cualquiera de las dos posibilidades que se puedan dar una vez que tengamos los resultados de las muestras. En el caso de que esto siga normal, continuaremos como hasta ahora, sin descuidar las medidas de distanciamiento, el uso de barbijo e insistiendo en que la gente no salga por salir. Queremos aprovechar esta situación que fue un sacudón al vecino que provoca que nos cuidemos más. Y en caso de tener algunos casos confirmados tendremos que tomar medidas para que la gente no salga del pueblo, para cuidarnos nosotros y cuidar al resto, es decir, tendríamos que bloquear el pueblo de tener otro caso positivo”.

Asimismo, recordó que el vecino que dio positivo a COVID-19 estuvo en cuarentena como posible sospechoso por haber estado en contacto con personas en La Rinconada. Por ello se lo aisló, hizo la cuarentena, se le hicieron los hisopados y como los tres le dieron negativo pudo salir y volver a Tigre. Cuando lo iban a reincorporar a la empresa le exigieron un nuevo hisopado. Viajó a Formosa para hacérselo y luego volvió a La Rinconada, por eso la empresa puso en aislamiento a otros 22 trabajadores.

“Se amplía la búsqueda para dar con la punta del ovillo”, graficó el Dr. Bibolini

Durante la conferencia de prensa brindada ayer por los integrantes del Consejo de Atención Integral de la Emergencia, el Dr. Julián Bibolini se refirió al trabajo técnico desarrollado ayer en Tigre donde se realizaron más de un centenar de hisopados. En ese marco, dijo que el domingo siguió “el estudio y búsqueda de contactos estrechos. Los primeros puestos en aislamiento fueron los familiares del paciente positivo y ahora se amplía la búsqueda tratando de dar con la punta del ovillo”, graficó.

Además señaló que, según lo que surgió de las entrevistas realizadas en terreno para dar con los contactos estrechos, se pudo establecer que “hubo una reunión familiar y ellos fueron aislados, también que el paciente con COVID-19 había recibido atención odontológica y por ello fue aislada la médica y su esposo”. Finalmente, apuntó que aguardan ver los resultados ya que “es un estudio complejo y grande porque involucra a una localidad entera”.

Situación en Belgrano

Por otra parte, también se refirió a la situación que vive la localidad de General Belgrano. “Hasta el domingo se estuvieron tomando muestras y todavía estamos en etapa de análisis. Se terminaron una serie de segundos hisopados pero aún no concluyeron los análisis de las muestras. A todo esto se suman los dos casos sospechosos y hasta que no se cierre con esto, no podremos concluir qué vamos a hacer o cuál será la sugerencia que se hará para ver si sigue el bloqueo de Belgrano o se lo levanta”, concluyó.

El Dr. Benítez destacó el “intenso trabajo desarrollado durante la toma de muestras”

Por su parte, el Dr. Juan Benítez, director del Hospital de Pozo del Tigre, comentó que la comisión de la UPAC proveniente de la capital provincial arribó a la localidad alrededor de las 8.30 y que media hora después ya comenzaron a trabajar con la toma de muestras. “El trabajo fue intenso y en él intervinieron tanto los médicos como los técnicos y ayudantes que integraron el equipo”, aseguró.

Un dato no menor aportado por Benítez fue que se hisopó a la totalidad de los trabajadores de la salud que prestan servicio en ese Hospital, unas 46 personas. Además, “se tomaron muestras a unos 22 efectivos policiales y a 39 municipales aproximadamente, ya que también se sumaron a ellos el propio intendente y dos concejales, además de vecinos de las personas que se encuentran aisladas y que son contactos de contactos. Esas fueron unas 16 o 17 muestras más estimativamente”.

“El operativo terminó unos 15 minutos antes del mediodía y una vez concluido nos reunimos con las autoridades del MDH que vinieron. Entre ellos estuvieron el Dr. Hugo Bareiro, la Dra. Claudia Rodríguez y la Dra. Laura Filippini directora de coordinación de establecimientos de 1º y 2º nivel de atención, entre otros”, comentó Benítez para adelantar que los resultados que más urgen son “los del personal del Hospital porque estuvieron en contacto con la odontóloga que tuvo contacto directo con el paciente positivo de COVID-19, y ella después de atenderlo en su consultorio particular siguió atendiendo y compartiendo con otros”.

El hombre que se contagió “estuvo en el pueblo desde el dos de octubre hasta el pasado 16 inclusive y es obvio que estuvo recorriendo como cualquier vecino, que salió a comprar el pan, a pagar cuentas, y además su pareja tiene un kiosco. Todas esas son cuestiones sobre las que estamos trabajando intensamente”, explicó.

La comunidad Pilagá, en asamblea tras la activación del protocolo COVID, implementará medidas de protección

Una vez que se conoció la confirmación del primer caso positivo de COVID-19 en la localidad de Pozo del Tigre y el aislamiento, en primera instancia, de más de una decena de personas, la comunidad Pilagá se puso en estado de alerta y realizó una reunión comunitaria.

Durante el domingo por la mañana, vecinos del barrio Compí de Pozo del Tigre se reunieron de manera comunitaria a fin de analizar la situación de esa población.

En la oportunidad acordaron que, desde ayer, “se cerrarán los portones del barrio a partir de las 19 horas y las personas que provengan del campo no podrán pasar por el barrio”, así lo explicó Noolé Cipriana Palomo, integrante del Consejo de Mujeres de la Federación de Comunidades del Pueblo Pilagá en Formosa.

Restricciones y cuidado

Durante la asamblea comunitaria determinaron la prohibición de la entrada de “vendedores ambulantes, la venta de alcohol fuera del horario permitido y se solicitará la clausura de los comercios que no acaten lo que pide la comunidad”.

Durante el encuentro de vecinos se labró un acta que dejó sentado también que “se prohíbe a los jóvenes trasladarse a los barrios vecino a jugar voley u otro deporte. Se prohíben los viajes religiosos y el traslado a otras comunidades”.

En el marco de emergencia y alerta ante la aparición de este primer caso de coronavirus en Pozo del Tigre, los integrantes de la comunidad del barrio Compí expresaron su compromiso de “cuidar cada uno su entrada y denunciar ante las autoridades correspondientes a las personas que no sean del barrio o lleguen desde otro lugar o comunidad”.

 

Comentarios

Comentar artículo