"El aumento son dos pizzas", dijo Prat Gay. Martínez minimizó el aumento a los puesteros de calle Corrientes

Vendedores de la zona de la pasarela no comenzaron bien el 2020, le aplican un aumento que alcanza al 500% en relación a lo que abonaban en el 2019, hace apenas dos meses.

Dichos vendedores se reunieron con el Secretario de Gobierno de la Municipalidad para explicarle que no se oponen a un aumento que supere incluso el 100%, pero que el pago de la tasa o comodato o cual sea el nombre técnico estipulado por el Ejecutivo Municipal es imposible de pagar, de $175 por mes en 2019 a $1000 en 2020. Máxime que abonan en forma trimestral y la erogación de dicho período es excesiva, para sus presupuestos.

En dicha reunión el Secretario les dijo que todavía era barato y comparó con los alquileres que se pagan en la zona diciéndoles "donde van a conseguir algo más barato" palabras más palabras menos.

Además con la política de recaudación que lleva adelante este municipio propende a que todo tiene que ser pago. No está mal que el ciudadano que tiene una actividad comercial pague una tasa al municipio por dicha actividad, también el canon estipulado en el 2019 hoy después de un año y con una inflación que superó el 50% sería ilógico que continúen con dicho monto, pero de ahí a que padezcan una actualización del 500% es, por lo menos, excesiva.

En dicha reunión el Secretario confirmó que a los vendedores ambulantes le cobran $500 cada 3 días, un verdadero asalto a mano armada. No solo lo confirmó sino que lo dio como referencia para hacerles ver que lo que pagaban no era mucho. Solo le faltó decir, como lo hizo Prat Gay, "son dos pizzas."

Como en la reunión estuvieron un pequeño grupo de vendedores, también esgrimió la cuestión de las "mayorías". Si la mayoría está de acuerdo en pagar hay que respetar esa decisión, pero de 46 puesteros más de 30 firmaron el descuerdo con la decisión del Ejecutivo de aumentar de $175 a $1.000 por mes.

Hace poco más de medio año, quien era candidata a Intendente les hablaba de los impuestos y del cambio de política tributaria que existiría en su gobierno si era elegida, su propuesta cayó en saco roto del comercio en general y de la zona del barrio chino en particular, hoy sufren, no solo el aumento de la Unidad Tributaria (UT) en un 50%, sino que en forma solapada sufren el aumento en la cantidad de las mismas en los tributos municipales.



Fuente: la segunda ciudad

Comentarios

Comentar artículo