Dólar sin devaluación: las definiciones de Alberto Fernández en IDEA

Alberto Fernández destacó asistencia del programa ATP para casi 300 mil empresas en el marco de la pandemia.  


Imagen: NA

El Presidente contestó las críticas que recibe desde el establishment y rechazó el mote de "anti empresario" para su gobierno. Volvió a descartar una devaluación, desestimó cualquier medida sobre los depósitos bancarios  y anticipó que habrá anuncios en el sector energético y la construcción para impulsar la recuperación económica.

El presidente Alberto Fernández encabezó la apertura del Coloquio de IDEA, uno de los encuentros insignia el establishment, con un extenso discurso en el que llamó a los empresarios a trabajar en conjunto con el Estado y en la “misma vereda” que los trabajadores, para desarrollar un país que “tocó fondo”.

Rechazó los cuestionamientos del Círculo Rojo que tildan al gobierno de “anti empresario” y les pidió que piensen en la asistencia del programa ATP para casi 300 mil compañías. En un contexto de tensiones cambiarias, el mandatario volvió a descartar una devaluación, pidió restablecer la confianza y anticipó que habrá nuevas medidas en el sector energético y la construcción para impulsar la recuperación.

Alberto Fernández participó del encuentro por videoconferencia. Por primera vez, el evento que se realiza todos los años en Mar del Plata se llevó a cabo de manera virtual, a través de una plataforma digital. En la apertura, el presidente del coloquio, Roberto Alexander, aseguró que se alegraba “muchísimo” por poder contar con la participación del presidente, en un encuentro que busca “pensar, debatir y sumar”.

La plataforma virtual cuenta con un muro, al estilo de Facebook, en donde se puede comentar opiniones mientras se realizan las exposiciones. El tono de los comentarios de los ejecutivos durante el discurso del presidente no reflejaba el mismo entusiasmo y se mostraron críticos a sus palabras.

Cuestionamientos

Sobre el final de su discurso, Alberto Fernández contestó cada una de las críticas que suelen realizarse desde el establishment. “Cuando lean que somos un gobierno anti empresario, piensen en el ATP, y en si algún gobierno se preocupó tanto por cuidar a las empresas. Cuando les digan que no nos importa crecer, piensen en el esfuerzo que hicimos para sostener la paz social como condición para pensar en el crecimiento. Que no los confundan”, aseguró.

En cuanto a la crítica a que el gobierno “vive aislado del mundo”, contestó: “Piensen en el esfuerzo que hicimos por vincularnos a Europa y en mejorar las relaciones internacionales en todos los foros”. También se refirió a las frases de que Argentina “es un país sin destino”, y refutó: “Somos uno de los diez países del mundo que tiene la capacidad tecnológica de construir un satélite y ponerlo en órbita, para ayudarlos a producir y mejorar su inversión”.

Pacto social

Sin mencionar el llamado pacto social que tan presente estuvo en el coloquio anterior, en vísperas de las elecciones presidenciales 2019 donde ganó Alberto Fernández en primera vuelta, el presidente habló de la necesidad de coordinar esfuerzos con el sector privado. “Necesitamos que los empresarios de una vez y para siempre entiendan que tenemos que trabajar juntos”, lanzó.

También se refirió a la convivencia que debe existir entre el Estado, las empresas y los trabajadores, sin descalificaciones y “en la misma vereda”. En este sentido, afirmó: “Un capitalismo sin Estado es la selva misma de un mundo sin reglas, donde gana el más fuerte y pierde el resto. Un Estado sin capitalismo es discrecional, interventor y puede ser autoritario”. Por el contrario, el mandatario habló de un nuevo sistema: “Pongamosle al capitalismo al que todos adherimos una cuota de solidaridad”.

Dólar, inversiones y confianza

La asistencia de Alberto Fernández al Coloquio de IDEA fue un hecho novedoso, teniendo en cuenta que ni Cristina ni Néstor Kichner participaron de los encuentros durante sus respectivas presidencias. Con su participación, Fernández corona una serie de encuentros con empresarios en la Quinta de Olivos o la Casa Rosada, que seguirán con el armado de un proyecto de ley con beneficios para el sector agroindustrial.

En la búsqueda de confianza, el mandatario habló de las tensiones cambiarias. “Hoy estamos enfrentando un problema que es la falta de divisas, que objetivamente heredamos”, aseguró, y mencionó la herencia del cepo cambiario y la salida del Banco Central de 23 mil millones de dólares entre las elecciones primarias y generales. Explicó que la desconfianza surge de la repetición de afirmaciones falsas. “Plantean que se viene una devaluación o que vamos a quedarnos con los depósitos de la gente. Jamás haríamos semejante cosa. Necesitamos que Argentina crezca con confianza”.

Sobre el presente, Alberto Fernández aseguró que Argentina “tocó fondo”, y de cara al futuro mencionó que las oportunidades pasarán por la agroindustria, los hidrocarburos, la minería y las energías renovables. Además, anticipó que en los próximos días habrá anuncios relacionados al plan gas en Vaca Muerta, la construcción y la obra pública. “En un tiempo en que ahorrar en dólares es costoso y difícil, los que quieran invertir su dinero van a tener grandes alternativas”, aseguró. “Vislumbro un año entrante con muchas posibilidades”, remarcó de cara al 2021.

Institucionalidad

La institucionalidad y la república suelen ser palabras que se repiten año a año en los distintos coloquios, con paneles que cuentan con abogados y temáticas relacionadas a la justicia. Sobre este punto, Alberto Fernández aseguró que la calidad institucional “estaba perdida” y se refirió concretamente a la polémica desatada por el traspaso de tres jueces y el per sáltum que llegó a la Corte Suprema.

“Exijo q las instituciones se construyan en función de las pautas de la Constitución. Esas batallas son mostradas mediáticamente como irracionales. Lo único irracional es seguir con las malas prácticas”, afirmó. La seguridad jurídica, dijo el mandatario, ocurre cuando la justicia funciona con concursos, aprobaciones del Senado y designaciones del Ejecutivo. “¿Qué pensarían ustedes si las vacantes de la justicia yo las cubro cambiando a jueces amigos, sacándolos de un tribunal y llevándolos a otro, es una mejor justicia? Eso es lo que nos pasó, y está mal”, afirmó.



Autor:Por Florencia Barragan

Fuente: pagina 12

Comentarios

Comentar artículo