Fernández Patri: “Quienes destruyeron el poder adquisitivo de los jubilados ahora enseñan lo que hay que hacer”

El Gobierno Nacional anunció recientemente el aumento del 13% en las jubilaciones y pensiones mínimas, asignaciones familiares y las AUH. En el caso de las jubilaciones y pensiones representan el 75% del universo previsional, es decir, 5,2 millones de personas podrán mejorar sus ingresos al día de hoy y les permitirá optimizar su calidad de vida.

Esto significa que los aumentos beneficiarán directamente a los sectores más bajos que quedaron excluidos y discriminados por las políticas del Gobierno de Cambiemos. Con esta medida, el Gobierno Nacional logra una recomposición salarial, un equilibro y equidad en la economía de los que menos tienen y garantizando la seguridad social que se perdió con el Gobierno anterior.

“El diputado nacional Ricardo Buryaile (Formosa-Juntos por el Cambio) quiere, ahora, convencernos de que defiende a los jubilados, asegurando que con las actuales medidas se mete la mano en los bolsillos de los jubilados cuando lo que está sucediendo, en realidad es que se mejoran los ingresos, con una recomposición de sus haberes” argumentó el diputado nacional Ramiro Fernández Patri (Formosa-Frente de Todos).

Y pidió que Buryaile tenga en cuenta que 13,6 millones de personas recibirán un incremento en su haber que superará el 11,56% que hubiesen percibido con la fórmula de movilidad jubilatoria aprobada en 2017 con el anterior Gobierno.

“Esta medida en beneficio de los sectores más castigados por la profunda crisis en la que dejaron el país, no solo garantiza el 13% de aumento, sino también el 86,8% de las prestaciones aumentan más que con la aplicación de la fórmula de movilidad suspendida meses atrás y más del 18,8% es el aumento de la jubilación mínima de bolsillo sumando: el bono de $5000 otorgado en diciembre de 2019 y enero 2020, más el aumento en el mes de marzo de este año” expresó.

Señaló además que “la recomposición salarial genera cambios en el cuadro de percepciones mensuales de los beneficiarios a partir del 1° de marzo, el 13% se compone de $1500 de suma fija y adicionalmente recibe un 2,3% más; de esta manera los jubilados y pensionados que percibían una mínima de $14.068 pasarán a cobrar $15.891,50. Por otro lado, con el mismo porcentaje de aumento, las asignaciones familiares y los titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH), de $2746 pasarán a percibir $3103.Mientras que la asignación familiar por nacimiento será de $3505 y por matrimonio $5416”.

“Estos incrementos quedarán incorporados al haber de los 4,1 millones de beneficiarios de la AUH y a los 3,2 millones de asignaciones familiares”, insistió.

Recalcó además al contestarle a Buryaile “que la salud es un derecho y la gestión de Mauricio Macri destruyó completamente las políticas de igualdad social aplicando desastrosas medidas como por ejemplo la eliminación de medicamentos que se otorgaban gratuitamente a millones de jubilados”.

“Esta situación hoy da un giro, ya que el Gobierno de Alberto Fernández considera que los remedios son bienes sociales y componen un derecho esencial. Por esa razón, 5 millones de jubiladas y jubilados podrán acceder gratuitamente a 170 medicamentos siendo afiliados del PAMI”, acentuó el legislador.  

Pidió recordar Fernández Patri que “con claridad vemos que el Gobierno actual con 60 días de gestión, se diferencia claramente del anterior, por ejercer políticas de igualdad, equidad y garantía social. Los compromisos que se asumieron desde un principio, hoy se están cumpliendo al ponerse del lado de quienes más necesitan, es decir, los sectores más castigados y para que ese 40% de pobreza que dejó Macri vaya disminuyendo, creciendo como país y construyendo un futuro en esta Argentina de pie”.



Fuente: agenfor

Comentarios

Comentar artículo